As de bastos

As de bastos

El as de bastos, ¿qué le pasa a mi as de bastos? No entiendo nada. Veréis, ayer una de mis seguidoras (tengo 3) me dijo que le parecía muy original eso de dibujar mi propia baraja española y que le gustaría aprender a jugar al guiñote. Así, la invité a mi estudio con el fin de enseñarle a jugar a este juego y mostrarle mis naipes… ¡error fatal!

– Y este es mi as de bastos, ¿qué te parece? – le dije, inocente de mí.

– ¡¿Serás cerdo?! – y ¡plas! me dio una buena bofetada con toda la mano abierta y luego, plis plas plis plas, empezó a darme puñetazos y puntapiés y se marchó jurándome que no me daría ningún “like” más.

No entiendo nada. Está loca. No me gusta generalizar pero me pregunto si el guiñote, con mi baraja española, es un juego solo para hombres. ¿Qué pensáis?

Escribe en un comentario si alguna vez te han dado una buena bofetada sin saber por qué. Recomiéndale este post a algún admirador del as de bastos.

¡Un momento! Escribe en un comentario si has buscado en Internet que el as de bastos debería valer más 11 puntos en el guiñote y en la vida (¡seguro que lo has hecho!)

C./

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *