Comilonas de Navidad

El fulgen a punto de reventar

Este es Fulgencio Rododendrez. Ha fallecido por causa de un trocito de roscón de Reyes. ¡Ése último trocito de roscón de Reyes, tan apetitoso como el primero pero letal! Parece mentira que un trocito de roscón de Reyes pueda fulminar a una persona. Todo empezó dos semanas atrás con una cena de amigos, continuó con otra cena familiar y con una comida más familiar. Luego otra cena (esta vez más festiva y cachonda que familiar) seguida de otra comida, la primera del año… todas abundantes, copiosas, excesivas, llenas de manjares a los que Fulgen no está acostumbrado, deliciosas todas ellas. Y esa noche mágica de Reyes, llena de ilusión, turrones, polvorones que termina en la comida del día de Reyes.

Todo iba bien hasta que llegó ese trocito de roscón, el del reventón. El estómago de Fulgen no pudo estirarse más. Ese trocito de roscón… D.E.P. Fulgencio Rododendrez.