El caballo de espadas

El caballo de espadas

El caballo de espadas. Muy elegante. Las espadas de mi baraja española brillan con luz propia. La verdad es que me está costando un triunfo dibujar las espadas.

Esta expresión, “costar un triunfo”, se utiliza también en el guiñote. Recordaréis que la última carta que se reparte se coloca bocarriba y su palo determina cuál es el triunfo en esa partida. Lógicamente cualquier carta del triunfo vence a otra carta de los otros tres palos independientemente de que su valor sea superior a la del triunfo. Eso está muy bien, con el dos de espadas (si espadas es el triunfo) puedo matar, por ejemplo al as de oros.

Ahora bien, conviene reservar o administrar bien los triunfos que tienes ya que pueden determinar si ganas o pierdes la partida, de ahí la expresión costar un triunfo… si utilizas un triunfo que merezca la pena el valor de lo conseguido, ya que exiges un gran esfuerzo o sacrificio para lograrlo.

Escribe en un comentario si sabías que un caballete no es un caballo pequeño sino un bastidor para sujetar cosas. Dale al “megustas” y guarda este post en tus colecciones de cosas “vengaunapartidaalguiñote”.

¡Un momento! Escribe en un comentario si has buscado en Internet que el caballochupa es un equiseto (¡seguro que lo has hecho y todo el mundo lo sabía menos tú!)

C./

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *