El hombre bola bala

El hombre bola bala

¡Qué horror, qué desastre! Quién iba a pensar que el “Hombre Bola Bala” fuese esa cosa.

Todo comenzó cuando, por un error en el cálculo de la pólvora necesaria, el genuino “Hombre Bala” salió despedido y a trocitos del cañón que lo lanzaba hasta la red de la carpa principal del circo. Lógicamente el jefe de pista y propietario del circo pronunció las palabras clave: “show must go on”. Así que llamó al agente representante de talentos circenses y le pidió un nuevo hombre bala.

– Dos por uno -, garantizó el agente. -Para la siguiente función tendrás al magnífico “Hombre Bola Bala”-. Y ahí están.

El dichoso hombre bola bala desde luego que es bola y bala como las mismísimas corderas. No cabe en el cañón de lanzamiento pero ese problema de dimensiones  es solo del circo, ni del artista ni del agente. De hecho este no entiende el enojo del jefe de pista y le pide que cumpla con el contrato. ¡Faltaría más!  

Escribe en un comentario si crees que la preciosa ayudante del hombre bola bala debería encender la mecha del cañón en esas condiciones (di que sí). Recomiéndale este post a algún conocido que le guste el ilusionante mundo del circo.

¡Un momento! Escribe en un comentario si has buscado en Internet que «Show must go on» significa «Venga, tira, que no pasa ná» (¡seguro que lo has hecho!)

C./