El rey de copas

El rey de copas

Venga. Ahí va. El rey de copas. No se encuentra muy fino el pobre pero hace su papel. Aunque lo veáis de este modo sigue valiendo 4 puntos. Revisad el post del rey de bastos si os queda alguna duda sobre el valor de las cartas en el guiñote.

Recomiendan jugar al guiñote 4 jugadores, por parejas, pero también se puede jugar con dos o tres jugadores individualmente. También se recomienda no jugar en el estado en que se encuentra el rey de copas.

Y, ¿quién reparte las cartas? La primera vez, por sorteo. Existe una costumbre de levantar una carta del mazo cada jugador y el que levanta la de mayor valor ese comienza repartiendo. Primero las baraja bien y luego le da a cortar el mazo de cartas al contrincante que tiene a su izquierda.

Se reparten 6 cartas a cada jugador, empezando por el de la derecha del que sirve y en sentido contrario a las agujas del reloj. En algunas partes se reparten de una en una, en otras de tres en tres. El caso es que cuando todos tienen sus cartas se voltea una carta adicional y se deja encima de la mesa. El palo de esa carta muestra el palo del “triunfo”… y en el próximo post os cuento más cosas.

¡Va, que solo me quedan 34 cartas por dibujar! Esto está “chupao”.

Escribe en un comentario si alguna vez has jugado al guiñote. Recomiéndale este post a algún fan de de los naipes españoles.

¡Un momento! Escribe en un comentario si has buscado en Internet que para jugar al guiñote hacen falta 4 jugadores (¡seguro que lo has hecho!)

C./

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *