En la plaza de Oriente

Felipe IV

“Acompaño a mi sombra por la plaza de Oriente

mis pasos se pierden entre tanta gente,

busco una puerta, una tangente

donde convivan pasado y presente.

De pronto me paro, alguien me observa,

levanto la vista y me encuentro con ella.

Y ahí está, ahí está,

ahí está ahí está viendo pasar el tiempo…”

la estatua ecuestre de Felipe IV.

“Mirala,mirala,mirala,mirala…”

A ver, felipeiv no, Felipe cuarto… IV, cuatro en números romanos, ¡madre mía felipeiv!

Dicen que esta es la primera estatua ecuestre del mundo que se sujeta solo por las patas traseras del caballo. Yo creo que también le sirve de sustento el rabo, un poco… síp, creo el caballo se apolla con el rabo. ¿Con qué sino se va a apollar?

En fin, que me gustó mucho verla y disfruté mucho dibujándola. No dejéis de pasar por Madrid, ver todo lo que hay que ver y tomar un buen vermú.

Escribe en un comentario si alguna vez has estado en Madrid y has visto la Puerta de Alcalá. Recomiéndale este post a algún fan de Víctor Manuel y Ana Belén.

¡Un momento! Escribe en un comentario si has buscado en Internet que Felipe IV se lee Felipe cuarto y no felipeiv (¡seguro que lo has hecho!)

C./

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *