La cuesta de enero

La cuesta de enero

Está claro que todo el mundo que venda algo aprovecha enero para hacer su agosto… “Es que todo sube”, es el argumento, y suba todo o no, lógicamente, termina por subir todo.

En lo que no estoy de acuerdo es en cómo se entiende lo de “la cuesta de enero”. Casi todo el mundo entiende que es una cuesta a subir, hacia arriba, mirando al cielo al tiempo que se mira a la cartera. Pero también se puede entender como una “cuesta abajo”, descontrolada, sin frenos, una cuesta a bajar te guste o no y con un final… ¿poco feliz?, no sé cómo decir.

La cuesta abajo de enero
Así es como se vive la cuesta de enero pero hacia abajo

Tenemos que comprender cuál es la diferencia de subir o bajar la cuesta de enero. A la vista queda que la interpretación cambia completamente.

Escribe en un comentario como entiendes tú la cuesta de enero: hacia arriba o hacia abajo, y cómo vas a vivirla. Envíale este post a alguien que haga especialmente su agosto en enero. Y dale al “megustas” tanto si subes como si bajas la cuesta de enero, con un “megustas” siempre duele menos.