La sota de espadas

La sota de espadas

Aquí la sota de espadas. Peligrosa donde las haya. Ayer os comenté que la sota en el guiñote vale 3 puntos… yo no sé si merecen la pena esos 3 puntos. Me parece que esta carta es un mal asunto para aquél que la lleve encima.

Además, quiero resaltar la importancia que tiene en el guiñote prestar atención a las cartas, ¡a todas las cartas!, y no solo a alguna de ellas. ¿Sabéis que en otros juegos de naipes es hacer trampa contar las cartas que se están jugando? Pues en el guiñote es fundamental saber todas las cartas que han sido jugadas y por tanto las que quedan por jugar, así como llevar la cuenta de los puntos acumulados en las bazas ganadas. Así que, jugadores chicos, ¡dejad ya de mirar esa sota con esos ojillos perversos y centraos en el juego!

Otra de las cosas que me preocupa de esa sota es el tamaño de la espadilla que lleva. ¿Para qué la quiere tan grande?¿Qué querrá a cortar con ese instrumento tan afilado? Siempre se ha dicho que el tamaño no importa pero en este caso no sé yo…

Supongo que esta sota os gusta un poco más que la de bastos pero os advierto que las dos tienen el mismo valor y pueden haceros ganar una partida cantando las veinte o las cuarenta junto con su respectivo rey.

Escribe en un comentario si crees que esta sota te defenderá a capa y espada. Envíale este post a alguien que admire las espadas españolas.

¡Un momento! Escribe en un comentario si has buscado en Internet que guiñote hace referencia al as y al tres en este juego (¡seguro que lo has hecho!)

C./

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *