Mi otra llave de paso

Mi otra llave de paso.

Me vais a decir que estoy loco, que me falta un tornillo, que lo mío con las llaves es enfermizo… lo que queráis, pero qué más quisiera yo que tener una relación normal con mis llaves, como todo el mundo.

Si recordáis, mi última llave de paso se largó buscando a su padre con no sé qué misión salvífica y después de unos días sin agua mi amigo el fontanero (ya no somos amigos) me consiguió una llave de paso barata que la había desmontado de una comuna de buena gente que tuvo no sé qué problema con la Guardia Civil por una plantación de verduras rara… ¡a saber!

El caso es que le dije que aceptaba, ¡que necesitaba el agua, caramba!, y va el amigo fontanero (que ya no somos amigos) y me instala ¡esa llave de paso! ¿Qué pasó? Pues que mi llave de paso pasa de dejar pasar el agua. ¿Alguno de mis seguidores que pase por aquí me puede ayudar a pasar este mal asunto? No, ya veo que no, pasáis de todo.

Bueno, ahí está mi llave de paso, la muy puñetera fumando “noséqué” pasando de dejar pasar el agua. Eso sí, tengo que reconocer que como llave de passso funciona muy bien aunque no resuelva mi problema.

Escribe en un comentario si crees que la plantación de verduras de la comuna puede tener alguna relación con esto. Recomiéndale este post a alguien que sea aficionado a fumar verduras.

¡Un momento! Escribe también en un comentario si has buscado en Internet quién es mi fontanero (¡seguro que lo has hecho!).

C./