Maniquí chica

Maniquí chica

Como ya os había comentado, ayer devolví mi maniquí macho y el tendero me dijo que no devolvía el dinero y me ofreció otro maniquí. Un maniquí chica. Me aseguró que me llevaría bien con ella. Bueno pues probé… ¡craso error!

Cuando llegué a casa, la monté y le cuando quise ponerle la primera pose para dibujarla empezaron las discusiones. Que a dónde voy, que quién soy yo para tocarla de esa manera, que todos los dibujantes somos iguales, mucho dibujar, mucho dibujar y lo único que queremos es tocar… ¡Madre mía!

Y ahí ando yo explicándole que para dibujarla hay que colocarla en una pose y para eso hay que tocar un poco, pero es Arte, Arte con mayúscula. En ningún caso se me ocurriría tocar a mi maniquí chica de mala manera. ¡Nunca!

Y ahí anda ella sin terminar de creérselo. No sé por qué. ¿Me habrá visto mala pinta? Con la buena pinta que tengo yo con mi lapicero todo nervioso en la mano deseando empezar a dibujar figuritas y más figuritas, en todas las poses. Estoy seguro que mi maniquí chica y yo podemos dibujar juntos un montón de poses nuevas, increíbles, jamás imaginadas…

Al final voy a mandar a la mierda a mi maestro de dibujo, voy a devolver mi maniquí chica y lo cambiaré por lápices y gomas de borrar y me voy a dedicar a lo que me gusta hacer: dibujar a mi manera y al que no le guste que ¡deslice!

Escribe en un comentario si has tenido algún maniquí articulado chica para hacer tus dibujos. Recomiéndale este post a algún maestro de dibujo tuyo. Dale al “megustas” y guarda este post en tus colecciones de cosas “vengayaquehistoria”.

¡Un momento! Escribe en un comentario si has buscado en Internet por qué los maniquíes chicas son tan guapas (¡seguro que lo has hecho!)

C./

Publicada el

Maniquí macho

Maniquí macho

¡Un maniquí macho! Muy macho no parece por la escasez de proporciones pélvicas que tiene el muñeco, pero si él se conforma a mi me parece bien. Además, lo único que sabe hacer es poner poses y más poses, todas complicadísimas de dibujar. Casi mejor “planito”, así me evito algunas curvas. Y, ¿qué hago yo hablando con este muñeco?

La historia empieza cuando el otro día me encontré con un antiguo maestro de dibujo y estuvimos charlando un buen rato. Durante la conversación me comentó lo mucho que me falta por aprender en el arte de dibujar. Creo que los dibujos que hago no le gustan nada y le fastidia que vaya diciendo por ahí que soy su discípulo.

Para mejorar en mis dibujos me recomendó que me comprara una maniquí articulado para tener una buena referencia a la hora de dibujar diferentes poses. Me pareció una buena idea y ayer así lo hice… ¡craso error!

Me costó un buen dinero y no es que me sobre y, encima, el muñeco me salió respondón. Cuando llegué a casa, lo monté y le puse la primera pose para dibujarlo empezaron las discusiones. Es que no aguantó ni un minuto en la pose, enseguida se acercó a ver cómo lo dibujaba y, bueno, que si eso está mal, que él no es así, que el brazo el no lo ha puesto así, que la cabeza la he dibujado muy gorda…

Me largué de mi estudio y ahí lo dejé encerrado… Esta mañana hemos estado hablando y he decidido devolverlo. Se ha puesto hecho un basilisco cuando se lo he dicho y me ha pedido una explicación. Y ahí estoy yo, señalándole la escasa entrepierna que tiene y diciéndole que necesito un maniquí articulado un poco más macho… Es lo primero que se me ha ocurrido decirle. El caso es que se ha callado y el solo se ha metido en su caja. No sé si me he pasado.

Escribe en un comentario si has tenido algún maniquí articulado macho para hacer tus dibujos. Recomiéndale este post a algún maestro de dibujo tuyo. Dale al “megustas” y guarda este post en tus colecciones de cosas “vengayaquehistoria”.

¡Un momento! Escribe en un comentario si has buscado en Internet por qué los maniquíes machos tienen tan poco paquete (¡seguro que lo has hecho!)

C./

Publicada el

El pie de Schrödinger

El pie de Schrödinger.

Poco se ha hablado a lo largo de la historia de la Física Cuántica del pie de Schrödinger, no así como del famoso felino, ese, el de la imagen. Schrödinger, Einstein, la superposición cuántica, la interpretación de Copenhague, la mecánica cuántica, el verschränkung… ¡y yo qué sé!

Cuenta la historia que el gato de Schrödinger estaba dentro de una caja cuántica y su vida no era más que una probabilidad sujeta a no sé qué suceso subatómico radiactivo que desencadenaba la liberación de un veneno mortal para el gato. Entonces, ¿el gato estaba vivo o estaba muerto? Pues las dos cosas al mismo tiempo, ¿qué es lo que no entendéis, seguidores subcuánticos?

No sé si el gato lo entendía o no, pero lo intuía perfectamente. De hecho, no es sino la intervención del pie de Schrödinger la que permitió que el gato terminara dentro de la caja.

Pregunta: ¿en qué medida la probabilidad de que el gato esté vivo o muerto dentro de la caja, atendiendo al suceso subatómico radiactivo del veneno mortal, está sujeta a la intervención o no del pie de Schrödinger? Contestadme esta pregunta y entenderéis la Física Cuántica.

Escribe en un comentario si habías oído hablar del “pie de Schrödinger”. Recomiéndale este post a algún físico cuántico amante de los gatos.

¡Un momento! Escribe en un comentario si has buscado en Internet que Schrödinger odiaba a su gato porque era un vago que no pillaba ni a un ratón (¡seguro que lo has hecho!)

C./

Publicada el

El botijo

El botijo.

Mucho se ha especulado sobre la tecnología necesaria para construir las pirámides de Egipto o las pirámides mayas en México o las líneas de Nazca en Perú y si fue necesaria la intervención alienígena para su construcción. Y, sin embargo, apenas se habla de la prueba más fehaciente de la intervención alienígena en la Tierra: el botijo, el legado de los extraterrestres.

Está claro que el diseño del botijo en forma esférica ayuda a transportar el agua en gravedad cero. Además,  su construcción cerámica la conserva fresquita en su interior sin utilizar ningún tipo de energía ¡ultratecnología! ¿Cómo si no hubieran podido resistir los extraterrestres  los calurosos viajes intergalácticos, pasando cerca de soles hirvientes? ¡Imposible!

Escribe en un comentario si te gusta botijo. Recomiéndale este post a algún amigo entusiasta de la civilización alienígena.

¡Un momento! Escribe en un comentario si has buscado en Internet que las Líneas de Nazca están en Perú (¡seguro que lo has hecho!)

C./

Publicada el

Fuego

Y con el fuego se acabó el reto del InkTober 2023. Ha sido fantástico esforzarse un poco todos los días para sacar un dibujo a tinta inspirado en un concepto.

Aquí os dejo tres interpretaciones del fuego. Espero que os gusten y que las disfrutéis.

Fuego

El inicio. ¡Ah, la magia del fuego! Hipnotiza al que lo ve. Imposible apartar la mirada de la danza de las llamas.

Dame fuego

¿MMM, qué? Sácate ese truño de la boca y habla, ¡coño!

Fuego 3

¿Os imagináis a los bomberos repartiendo incendios? Siempre me ha hecho gracia ver el mundo al revés…

C./

Publicada el

Enorme

Enorme

Lo enorme siempre ha existido y siempre nos ha llamado la atención: montañas, cataratas… de todo incluso dinosaurios.

C./

Publicada el

Eliminar

Hoy doble dibujo para eliminar. A ver que os parecen estos conceptos…

Eliminar

Un eliminador eliminando. Todos tenemos que eliminar el algún momento, ¿no?

Eliminar

Y un aparato para eliminar. Borrar también es eliminar. Además, es tecnología alemana, eso sí, impulsada por tecnología española… mi mano, hablo de mi mano. Es tecnología española y de la mejor.

C./

Publicada el

Áspero

Áspero

Sé que seco y áspero no el lo mimo. No sé que tienen las estampas secas que me parecen tremendamente ásperas.

C./

Publicada el

Ángel

Ángel Sinalar

El de enmedio es Ángel Sinalar. Los otros dos son sus hermanos Antonio y Anselmo.

Son buenos chicos todos.

C./

Publicada el

Picante

Picante

Picante, no. Doble picante. Aquí el muchacho del pico es un experto en picar piedra y en picar guindillas, que también pican lo suyo.

C./

Publicada el