Pájaro en mano…

Pájaro en mano...

El refrán dice que más vale pájaro en mano que ciento volando. No estoy nada de acuerdo. Ése pájaro antes de que terminara bien apretujado en tu mano estaba volando. Era el pájaro 101, claro, por eso ahora solo hay ciento.

Yo creo que el refrán trata de dar mayor importancia a la realidad poseída que a esas oportunidades que parecen no solo al alcance de la mano sino que nos llevan a realidades mucho mejores. No son una realidad, son una oportunidad.

Pero como digo, nuestra realidad, esa que tenemos bien amarrada, fue oportunidad en su día revoloteando a nuestro alrededor y la atrapamos. No me gusta este refrán. Soy partidario del cambio. Sí.

Eso sí hay que saber diferenciar lo que es una buena oportunidad y lo que es una ensoñación infantil. Dicen que la oportunidad es la coincidencia del momento apropiado, el lugar adecuado y la preparación suficiente. Suena muy bien la frase, es como esa de las tres bes: “Bueno, Bonito y Barato”. Pero solo es eso, una frase molona que no vale para otra cosa más que para dejar callados a nuestros oyentes mientras asienten con la cabeza y piensan: “¡Cuánta razón tiene!”.

Para atrapar una oportunidad siempre es necesario asumir un riesgo y las equivocaciones, las dificultades y los obstáculos están siempre servidas al intentar atraparla… ¿Riesgo, equivocaciones, dificultades, obstáculos? Eso es para valientes. ¿Para valientes o para locos?

Y en este momento aparece el refrán de marras: “Más vale pájaro en mano que ciento volando”.

Escribe en un comentario si habías oído hablar de este refrán. Recomiéndale este post a algún buen oportunista. Dale al “megustas” y guarda este post en tus colecciones de cosas “esosrefranesbonitos”.

¡Un momento! Escribe en un comentario si has buscado en Internet que tipo de pájaro te cabe en una mano (¡seguro que lo has hecho!)

C./

Publicada el

¡Brutal agresión!

Una equis sufre una agresión de una preposición "por".

¡Brutal agresión! Una preposición “por” ha machacado de mala manera a una equis. Mientras la pe y la erre la sujetaban la o pateaba brutalmente la entreaspa de esa pobre letra. Era una equis macho así que imaginaros el dolor…

El asunto es que la preposición “por” sorprendió a esta equis sustituyéndola en un mensaje “whatsapp”. Reconozco que es incorrecto y ofensivo, pero no sé si es para comportarse con este salvajismo y torturar a una letra de este modo tan abusivo. Me siento avergonzado.

A vosotros, escribientes, os ruego que utilicéis las preposiciones en el lugar adecuado y no expongáis a otras letras a ajustes de cuentas absurdos. Y a vosotras, preposiciones, os ruego que abandonéis la violencia, podéis denunciar los actos de suplantación sin infligir dolor.

Desde aquí, hago un llamamiento a la paz, a la cordura, a la concordia… ¡Basta de violencia gratuita!

Escribe en un comentario si crees que la equis merecía esta brutal agresión. Recomiéndale este post a algún lingüista conocido.

¡Un momento! Escribe en un comentario si has buscado en Internet por qué razón matemática una equis puede sustituir a una preposición por (¡seguro que lo has hecho!)

C./

Publicada el

«Contra» contra las conjunciones copulativas

"Contra" contra las conjunciones copulativas

El mundo de las preposiciones está muy revuelto. Aquí tenemos a la preposición “contra” manifestándose en contra, lógicamente, de las sucias actividades de las conjunciones copulativas.

¡Oiga, mire usted, en nuestro lenguaje guarrerías las justas! Las conjunciones copulativas no pueden hacer cuando quieran sus porquerías con las frases, aunque sean las subordinadas, ¡es un abuso!

¡Basta ya! Yo estoy a favor de “contra”. Limpieza, brillo, esplendor en nuestra lengua… ¿dónde aprendí yo eso?

Sigamos a “contra”, pongámonos en contra de esas sucias conjunciones copulantes o copuladoras o copulativas… como quiera que sea.

Escribe en un comentario si has encontrado una conjunción copulativa en el texto de este post. No ha sido fácil, te lo garantizo. Recomiéndale este post a algún lingüista conocido.

¡Un momento! Escribe en un comentario si has buscado en Internet cuáles son las conjunciones copulativas (¡seguro que lo has hecho!)

C./

Publicada el

Rosa marchita

Rosa marchita

Te fuiste hace años.

Ya no lo recuerdo…

Salí a buscarte.

Caminé y caminé,

pero no logré encontrarte.

Hoy ni sé dónde estoy

ni cómo volver a amarte.

C./

Publicada el

La preposición «cabe»

La preposición cabe no cabe

Tratando de mejorar mi lenguaje escrito me puse en contacto con un profesor lingüista de universidad y me recomendó que comenzara comprándome alguna preposición para familiarizarme con ellas. La preposición «cabe» siempre cupo en mi corazón. Pero…

¡Tonto de mí que le hice caso! Fui a la tienda de preposiciones y me compré la “cabe”. Después de pagarla, al intentar empaquetarla para llevármela a casa, fue cuando se desató el problema. La preposición cabe no cabe. ¡Menuda bronca!

Resulta que, como “los últimos serán los primeros”, la e se coló la primera en la caja, cosa que a la a no le pareció demasiado bien pero consintió si ella era la siguiente. Esto a la b le pareció fatal y la emprendió a patadas con la a y con la e. La C trató de calmarlas a todas y, lógicamente se llevó la peor parte.

Al final, de malas maneras, pude llevarme mi preposición a casa pero os juro que no pienso utilizarla. No me cabe la menor duda. Al fin y al cabe soy yo el que escribe y no cabe pensar que vaya a cambiar de opinión.

Escribe en un comentario si sabes utilizar la preposición cabe. Recomiéndale este post a algún amigo lingüista.

¡Un momento! Escribe en un comentario si has buscado en Internet si la preposición cabe se escribe con b o con h (¡seguro que lo has hecho!)

C./

Publicada el

La castañera

La castañera
Versos La castaña

¡Mmmmm! El olor de la estufa de la castañera, asando a fuego lento sus castañas esas frías tardes del otoño bien entrado… esa mujer y sus ricas castañas también está en el poemario Flores en el Pecho de Pilar Álvarez Soriano.

Consigue tu ejemplar de Flores en el Pecho

Publicada el

La luz a través

La luz a través

La maravillosa luz a través de las hojas del poemario Flores en el Pecho de Pilar Álvarez Soriano.

Consigue tu ejemplar de Flores en el Pecho

Publicada el

Nubes blancas

NUBES BLANCAS

Estas bonitas nubes blancas… está en el poemario Flores en el Pecho de Pilar Álvarez Soriano.

Consigue tu ejemplar de Flores en el Pecho

Publicada el

Una melodía me llega…

Una melodía me llega
Versos de la melodía

Desde el poemario Flores en el Pecho, de Pilar Álvarez Soriano, una melodía me llega compuesta por pájaros alegres…

Consigue tu ejemplar de Flores en el Pecho

Publicada el