Mi vecino el Sr. Pérez

El Sr. Pérez saludándome cordialmente.

El de la foto es mi vecino, el Sr. Pérez. Es un ratón muy amable. Vive con su esposa y con su hijo en el desagüe de la vecina de arriba y ahí ha plantado ese jardín tan bonito que veis.

Mi vecino, el Sr. Pérez vivía en el pueblo con su familia pero se vino a la capital con su familia a causa del trabajo de su hijo. El muchacho, un ratoncito muy alegre, es amable y servicial como su padre, lo único raro que tiene el chico es su trabajo. No me termina de convencer.

Su padre me explica que su hijo por las noches va en busca de dientes caídos y los cambia por dinero, regalos, “chuches” y qué sé yo qué otras cosas más. No me cuadra. ¿Qué clase de servicio odontológico es ése? ¿Es que va donde hay peleas y los dientes vuelan por los aires a golpe de puño y puntapié?, y, en ese caso, ¿por qué dar dinero, regalos o chucherías? ¡Llama a la policía!

En fin, el caso es que en estos años que llevan viviendo en nuestra comunidad no han dado la lata para nada y yo creo que de verdad son buena gente, pero el trabajo de ese chico… ¡y es que encima su padre está muy muy orgulloso de él!

Escribe en un comentario si crees que cambiar dientes por dinero y regalos es un buen negocio. Recomiéndale a algún dentista amigo este post… ¡ése te tira los dientes y se queda con tu dinero!

¡Un momento! Escribe en un comentario si has buscado en Internet cuántos dientes se pueden caer de un puntapié (¡seguro que lo has hecho!)

C./

Publicada el

La hormiga roja

El camarada hormiga roja Chosky

¿Alguna vez os ha amenazado una hormiga roja? A mí sí.

Ayer me hice eco del día internacional del pangolín y… ¡error fatal! Uno no se puede hacer eco de un día internacional lleno de polémica como el de ayer, a favor y en contra del pangolinismo, y pensar que no le va a pasar nada.

Y, efectivamente, me han llegado mensajes de algunas facciones anti pangolinistas para sugerirme que también me hiciera hoy eco de las reivindicaciones del anti pangolinismo (me han hecho saber que saben quién soy, dónde vivo y quién es mi familia).

Así están las cosas. No me queda más remedio que mostrar hoy al camarada hormiga roja Chosky en su intervención de ayer en el comité de hormigas leyendo un manifiesto en el que, básicamente, piden la eliminación de las castas de pangolines y osos hormigueros, y la libertad para el proletariado hormiguil: “todo por las hormigas y para las hormigas” y “el hormiguero para las que lo trabajan”.

También quieren enviar un mensaje a Trancas y Barrancas para que se rebelen y dejen de ser explotadas en ese horrible y explotador pangolinista programa televisivo… Una hormiga no es un objeto con el cualquiera pueda reír y disfrutar. No a las hormigas objeto.

Escribe en un comentario si eres sucio pangolinista o camarada hormigueriano. Recomiéndale este post a algún camarada hormiguil.

¡Un momento! Escribe también en un comentario si has buscado en Internet que en el cartel que está detrás del camarada Chosky pone “Comité de hormigas” en ruso (¡seguro que lo has hecho!)

C./

Publicada el

El pangolín

Un pangolín zampándose un motón de hormigas

Hoy, 17 de febrero, celebramos el día internacional del pangolín (ver imagen). El pangolín es un mamífero del género de los Manis, no confundir con el género de los Manguis, también mamíferos. Los Manis tienen el cuerpo cubierto de escamas y los Manguis tienen los dedos de las manos especialmente largos. Algunos autores de reconocido prestigio consideran que el género de los Manguis no pertenece a los mamíferos sino a los mamoníferos.

El pangolín suele vivir en zonas tropicales. La carne del pangolín es apreciada como un manjar en algunos lugares del planeta y sus escamas muy buscadas por sus propiedades medicinales, pero también tiene sus detractores ya que hay un movimiento anti pangolinista internacional liderado por un grupo extremista de hormigas rojas, de los duros y violentos, son los anti pangolinistas de trinchera.

En muchos lugares del mundo se han producido manifestaciones a favor y en contra del del pangolín produciéndose violentos enfrentamientos entre facciones pangolinistas y anti pangolinistas.

Desde aquí hago un llamamiento a la cordura y a la paz. Todos podemos vivir en armonía bajo el mismo cielo como así lo hacen el oso polar de Alaska y el camello de joroba y media de la península del Sinaí, que se respetan mutuamente y no muestran entre ellos ninguna aversión ningún desprecio… ¡Sí al modelo de convivencia entre el oso polar de Alaska y el camello de joroba y media de la península del Sinaí! ¡Sigamos su ejemplo!

Escribe en un comentario si has visto algún pangolín y dónde, para probarlo, creo que está muy bueno. Recomiéndale este post a un amigo que sea amigo del pagolinismo.

¡Un momento! Escribe también en un comentario si has buscado en Internet que si los animales del género Mangui son mamíferos o mamoníferos (¡seguro que lo has hecho!)

C./

Publicada el